Julio C. Perotti

Internet, periodismo, medios y demás.

Archivos en la Categoría: medios sociales

Enemigos, jamás


The internet and social media are not enemies of journalism and the news business. This means that it’s probably more important than ever for journalists and news organizations to embrace engagement through social media … It’s about doing what journalists are meant to do—and what our communities and audiences often expect us to do.

Amy Gahran via Social media is not the enemy of journalism, Pew report indicates | Knight Digital Media Center

 

>Medios sociales: estadìsticas y hechos


>

>El periodismo, entre la Olivetti y la nube


>El sábado tuve la suerte de participar en el Barcamp, que se realizó en la UES21. Para mi poca experiencia, ser el primero en abrir el fuego fue un desafío e-nor-me.
Acá les dejo los apuntes de la charla por si a alguien le interesa. De hecho, algunos conceptos no son novedosos y los pudieron leer antes en este blog.
Gracias a todos los que estuvieron twitteando. Fue una buenísima experiencia.

De La Olivetti a la Nube_Barcamp http://d1.scribdassets.com/ScribdViewer.swf?document_id=35560694&access_key=key-12tw2ln8xkfvnme7m359&page=1&viewMode=list

De la Olivetti a la nube

De cómo la audiencia nos puso en la nube. Y cómo sobrevivir en la nueva era de los medios

Cada vez que doy una charla o una clase, en particular si se trata de gente joven, suelo hacer una encuesta.
Como veo muchos jóvenes, creo que es oportuno repetirla acá:

Que levanten la mano los que sepan qué es Lexikon 80.
Bien, contemos un poco…
Ahora, que levanten la mano los que sepan qué es Centrino Duo.
Bien gracias…

Otra pregunta más ya que estamos:
¿Cuántos de ustedes utilizaron alguna vez un télex?
¿Cuántos de ustedes se comunican a través del correo electrónico?

Las respuestas a ambas preguntas unen dos puntos cercanos en una línea de tiempo y que, sin embargo, constituyen un salto fuertísimo en la profesión periodística.
Esos dos extremos contienen también, aunque no lo percibamos a simple vista, el más poderoso cambio en la sociedad, en tanto audiencia de los medios y de los periodistas.
Formo parte de la generación a la que, por fortuna o desgracia, le toca vivir una etapa de transición desde un pasado tranquilo a un futuro con incertidumbre.

En este salto a lo desconocido, los periodistas sólo tenemos dos opciones:
Nos quedamos en el pasado a ver cómo mueren aquellos medios que conocimos.
O asumimos el riesgo y nos avanzamos para tratar de descubrir cómo nos mantenemos vivos dentro de una constelación comunicativa en la que dejamos de ser el centro de la galaxia.

Miremos un poco dónde estamos parados para ver hacia dónde podemos ir.
Pues bien, nos encontramos en un momento en que los medios pierden audiencia y los periodistas parecemos incapaces de revertir esa situación.
Lo más simple es echarle la culpa a Internet.
Sí, a Internet.
Porque culpa de esas tres doble V la gente encuentra una sobreabundancia de modos de informarse y hasta genera los suyos propios, con prescindencia del periodismo.
Pero es una respuesta simplista, demasiado simplista.

¿Por qué la gente cambió los modos de informarse?
Digámoslo con todas las letras sin ponernos colorados:
Porque los medios, construidos cada día por los periodistas, no satisfacen sus demandas, sus intereses, sus expectativas.

Si nuestras audiencias tradicionales van desapareciendo paulatinamente por razones biológicas, las nuevas generaciones no nos tienen en su radar informativo.
Antes bien, han elegido otros modos de comunicarse que prescinden de los medios tradicionales.
Para estas generaciones jóvenes, un diario ya no es seña de identidad como lo fue para nuestros padres o lo es para muchos de nosotros.
Definitivamente, un diario no significa nada para ellos.
Su lugar vital está en las redes sociales.

¿Qué hicimos los periodistas frente a esa realidad que, en muchos casos, no advertíamos?
Poco y nada. O lo contrario de lo que debíamos hacer:

1. Estuvimos alejados de la capacitación continua.
Los que ocupábamos un escritorio en las redacciones, consideramos que eran suficientes la experiencia que nos acompañaba y eventualmente los conocimientos adquiridos en las escuelas de periodismo. Y para siempre.
La tecnología era, más bien, una carga pesada para aquellos que habían sido llamados a reinar en el mundo de las ideas y los pensamientos, y a marcar los rumbos de la sociedad.

2. Estuvimos alejados de la sociedad.
Dejamos las calles para encerrarnos en la comodidad de las redacciones. Pero también preferimos los despachos oficiales a los barrios; las asambleas del poder a las reuniones de vecinos. Definitivamente, le perdimos el pulso a la gente.

3. Estuvimos alejados de la profundidad.
Optamos por ofrecer un tratamiento generalista de la información, sin profundidad y con bastante poco contexto. Fuimos, con perdón del neologismo, “todólogos”, sin advertir que en los distintos nichos de la audiencia convivían lectores con niveles de conocimiento demasiado superiores a los que contábamos.

4. Estuvimos alejados del negocio.
No comprendimos que éramos contribuyentes a un modelo de negocios. No es que pretendamos postular que se debe hacer negocios con el periodismo, una de las más negras manchas de esta profesión. Si no, entender que el éxito de los medios, lo que los hace poderosos, es su independencia económica.
Pero no, muchas veces preferimos abrir brechas entre las redacciones y el resto de la compañía. No fuera que nos contaminasen. ¡Vaya error!

5. Y estuvimos alejados de un nuevo periodismo.
Porque hemos sido, también, incapaces de romper la inercia que nos imponían los paradigmas del viejo periodismo.
E incapaces de comprender que hay conceptos que forman parte inescindible de la profesión, pero otros que van mudando conforme se modifican los hábitos de consumo noticioso de la sociedad.

Me podrán decir, con razón: Está bien, pero cómo salir de la encerrona.
Primera cuestión que me parece fundamental: reconocer que es inadmisible ser casi analfabetos digitales en un mundo en que sus habitantes se mueven cada vez más en entornos virtuales.
La audiencia ya no está sólo los formatos tradicionales de los medios.
¿Por qué nos va a esperar a nosotros si cuenta con miles de posibilidades de mantenerse informada?
Debemos estar donde está esa audiencia, no importa el soporte.
Bajo el concepto de las redes sociales, tenemos que insertarnos en el medio de esos grupos humanos para ser nosotros los gestores de la información que circula.
Y ofrecerles los servicios que esa gente necesita; es decir, convertirnos en paso ineludible, pero hacerlos sentir a ellos parte de la construcción de este nuevo modo de hacer periodismo desde nuestra propia plataforma.
Para eso es fundamental conocer todas las herramientas posibles y aplicarlas.
Twitter, Facebook, Orkut, etc, etc, etc.

Habrá, pues, gente que nos siga, pero bajo una condición fundamental:
Ser creíbles, ser rigurosos, ser atinados.
O sea, nada que no forme parte de los paradigmas tradicionales del periodismo.

Pero hay un segundo aspecto, atado a estos últimos conceptos, que es fundamental y se llama, sencillamente, calidad.
Si alguien cree que hoy el periodismo ofrece información de calidad, que lo diga.
No voy a enojarme, pero no estoy de acuerdo.
Al contrario, estoy seguro de que la mayoría tiene una visión absoluta y razonablemente crítica del periodismo, tal como se ejerce hoy.
Un manejo de fuentes con mucha liviandad (o complicidad), falta de equilibrio en el tratamiento noticioso, la pérdida de la perspectiva que debe contener cualquier información, desconocimiento de temáticas que las audiencias conocen mejor que nosotros.
En definitiva, un cóctel maldito que nos emborrachó y nos mantiene con resaca.

Revisen ustedes las supuestas últimas tendencias del periodismo y verán que hay dos postulados básicos:
Convergencia y transparencia.
Convergencia presupone una cuestión estructural.
Es decir, unir dos estructuras separadas.
El problema es que cuando una de las patas tiene un mayor peso específico, en el caso de los medios las redacciones tradicionales, es obvio que éstas tenderán a absorber a la de menor peso.
Y las redacciones digitales han sido, siempre, los benjamines de los medios, a los que se les achacan vivir de lo que aporta el formato madre.
Aún no se entiende del todo que lo que se necesita es un profundo cambio cultural. Y del modelo de negocios, claro.
Este cambio cultural es el que deben enfrentar los periodistas para no morir bajo el tsunami de una audiencia a la que no comprenden.
Ojo con comprar a paquete cerrado a los gurúes de la convergencia que sólo apelan a cuestiones mobiliarias (cambiar escritorios de lugar) y de herramientas.
Hace falta mucho más para que un periodista pueda sobrevivir, recobrando la credibilidad.

Además, escuchamos hablar de la necesidad de transparencia.
Pero si es obvio: hoy más que nunca, el ejercicio periodístico debe ser transparente.
La condición es dejar de ser cómplices de fuentes interesadas, capaces de comprar el alma del diablo.
Definitivamente, los periodistas somos responsables de haber convertido a las salas de redacción en cenáculos donde se dirimían cuestiones de poder.
Estemos donde estemos, con la Olivetti o con lo mejor que ofrece el mercado tecnológico, ocupémonos de estar donde está la audiencia.

En definitiva, de hacer periodismo.

Videos: @bachitux

——————————————————

Fotos del Barcamp, en Facebook

Gracias a todos los que twittearon, y en especial a @florlewis; @fpiccato; @bachitux; @ jmlucero por su colaboración.

Esto se twitteo

  • p0nja @andrespiazza@nach_in @jperotti @jmlucero felicitaciones, muy buenas charlas y todo. Gracias por todo, Andrés. La pasé 11 puntos.
  • andrespiazza @Danuip yo reconocí a @bachituxen la cola para comer en Mega Doner, pero conté con la ayuda de @jperottia en su charla #barcampcba
  •  vanegazze Excelentes charlas de @jperotti y @rodrigogalindez #barcampcba
  • bachitux Una de las frases del  #barcampcba: @jperotti “Hay todofilos en todos lados…”
  • bachitux Por si no sabian, me he recibido en el  #barcampcba de videologo oficial de las charlas de @jperotti… A proposito, muy buena! #mostro!
  • bachitux @hernanpousando EDGE (En Dedos Gano Enters) con su BB antes de la charla de @jperotti #barcampcba
  • olivabianco En el  #barcampCba; la charla de @jperotti fue muy buena, valió lo de “madrugar”.
  • fpiccato #barcampcba @jperotti: Al periodismo lo hicimos opaco los periodistas, nunca debió dejar de existir la transparencia
  • fpiccato @jperotti en #barcampcba: Ojo con comprar a libro cerrado lo que venden los gurúes de la convergencia: con cambiar escritorios no alcanza
  • panchorgl RT @p0nja: Escuchando a @jperotti de La Voz #barcampcba http://tweetph&#8230:// escuchado por que sabe mucho!!
  • elfederiko Muy bien @jperotti en la primer charla del #barCampCba
  • YoForrest “Los periodistas somos Todologos” @jperotti dixit #BarCampCba
  • elfederiko Muchas preg. para @jperotti, yo hubiera preguntado por q salió tan mal la implementación del nuevo sitio pero no tiene que ver con la charla
  • jmlucero La transparencia es el nexo de #credibilidad entre el #periodista y la #audiencia. @jperotti analiza el nuevo rol de los comunicadores.  
  • gcasado29 La primer charla fue interesante… Por fin puedo dejar de meter en la misma bolsa a todos los periodistas @jperotti #barcampcba
  • rodriviola RT @maxipe: “La única salvación es recuperar la calidad” @jperotti #barcampcba
  • maxipe “La única salvación es recuperar la calidad” @jperotti #barcampcba 
  • jmlucero @jperotti, redefiniendo la #transparenciaen el periodismo. #BarcampCba
  • maxipe “Al periodismo lo hicimos opaco nosotros y ahora venimos a decubrir la transparencia” @jperotti #barcampcba
  • lisa_simpsonlklisa_simpsonlk RT @jmlucero: La opinión pública murió, lo que hay hoy son audiencias @jperotti en #BarcampCba, apunte de @becube
  • maxipe “Hace falta un fuerte cambio cultural que requiere mucho más que sólo el uso de la herramienta” @jperotti #barcampcba  
  • elfederiko @YoForrest nosotros estamos en la de @jperotti, como esta todo por ahí? #barCampCba
  • nicolova RT @guillermocuello: Con @lenamillon@denisemazmanian@nicolova@caroraspo en el #barcampcba escuchando a @jperotti/ y @monibega (mariposas)
  • FonkyNero http://twitpic…- Escuchandolo al amigo @jperotti… #barcampcba
  • maxipe “Hay que mantener la santísima trinidad: ser creíble, rigurosos y atinados” @jperotti #barcampcba
  • sebamoreno RT @jmlucero: RT @maxipe: “Es inadmisible para un periodista ser analfabeto digital” @jperotti #barcampcba
  • FonkyNero Escuchandolo al amigo @jperotti…algo tarde pero la intencion es la que vale!!!
  • nicolova En un mundo donde la info abunda, debemos ser gestores de la info y lograr que la audiencia se sienta parte @jperotti #barcampcba  
  • jmlucero RT @maxipe: “Es inadmisible para un periodista ser analfabeto digital” @jperotti #barcampcba
  • maxipe “Debemos lograr que la audiencia se sienta parte de la construcción informativa” @jperotti #barcampcba
  • decimetoni RT @maxipe: “La pregunta es por qué la gente ha cambiado el modo de informarse” @jperotti #barcampcba
  • maxipe “Es inadmisible para un periodista ser analfabeto digital” @jperotti #barcampcba
  • gcasado29 Por fin un periodista que reconoce que no nunca participaron en el desarrollo económico de un medio… @jperotti 
  • maxipemaxipe “Los periodistas tradicionales nos alejamos del nuevo periodismo” @jperotti #barcampcba 
  • FrancoG @jperotti: Pecados periodísticos: alejados de la capacitación, sociedad, profundidad, negocio y nuevo periodismo. #barcampcba
  • guillermocuello Con @lenamillon@denisemazmanian@nicolova@caroraspo en el #barcampcba escuchando a @jperotti
  • elfederiko Entramos en la charla de @jperotti con @MaxiLero #barCampCba
  • maxipe “Nos ajelamos de la calle y la gente nos respondió con blogs, twitter y coberturas en vivo” @jperotti #barcampcba
  • LenaMillon En el #barcampcon @guillermocuello, @denisemazmaniany @nicolova. Ahora hablando @jperotti del periodismo y su adaptación.
  • jmlucero La opinión pública murió, lo que hay hoy son audiencias @jperotti en #BarcampCba, apunte de @becube 
  • nicolova La opinión publica murió. Hoy hay nichos de interés @jperotti #barcampcba
  • maxipe “Los periodistas estuvimos mucho tiempo alejados de la formación continua” @jperotti #barcampcba
  • soyjey Esta bueno lo que dice @jperotti pero no me parece nada novedoso… #BarCampCBA solo una opinión de simple espectador.
  • lisa_simpsonlk La agenda periodistica debe responder/adaptarse a los intereses de los usuarios y no al reves dice @jperotti #BarcampCba
  • maxipe “Cuando empezó esto, los periodistas hicimos lo contrario a lo aconsejable” @jperotti  #barcampcba
  • CaroRaspo Comenzó la charla del groso de @jperotti en el #barcampcba =) con @p0nja de un lado y @koppel del otro =P
  • jmlucero En la charla de @jperotti, un poco de historia y análisis del rol de los comunicadores. Muy interesante.
  • rodriviola La gente joven se informa sobre lo que le interesa no sobre lo que le imponen vía @jperotti #barcampcba
  • maxipemaxipe “La gente jóven se informa más que uno, pero de lo que le interesa” @jperotti #barcampcba
  • maxipe “El diario ya no forma parte de la identidad de las nuevas generaciones” @jperotti #barcampcba
  • rodriviola RT @matias: En charla de @jperotti #barcampcba
  • nicolova Alguien tiene el diario de hoy acá? @jperotti. /cri cri cri #barcampcba
  • maxipe “La pregunta es por qué la gente ha cambiado el modo de informarse” @jperotti #barcampcba
  • nicolova Hoy los periodistas no somos el centro del ecosistema informático @jperotti #barcampcba
  • matias En charla de @jperotti#barcampcba
  • lisa_simpsonlk Escuchando la charla de @jperotti “Periodismo en las nubes” #BarcampCba
  • denisemazmanian Escuchando a @jperotti Arranco el #barcampcba 🙂
  • p0nja Escuchando a @jperotti de La Voz #barcampcba http://tweetph/
  • nicolova Quiero un telex #barcampcba @jperotti
  • nicolova Que groso que hoy ya no recordemos los inicios de la informática. Escuchando @jperotti #barcampcba
  • andrespiazza @jperotti abre #Barcampcba en Auditorio (charla sobre Periodismo y la Nube). Me prometió dejarme la pantalla http://tweetph/
  •  xmarcos Habla @jperotti en #BarCampCBA
  • maxipe Con @okeycomputer esperando la charla de @jperotti #barcampcba
  • marceloczarate En la primera charla con @jperotti… Periodismo en la nube… #barcampcba

>Convergencia sin calidad: El camino a ninguna parte


>

Aclaración previa: alguien leerá esto y, con todo derecho, me preguntará quién me creo que soy. Responderé que esta es una modesta autocrítica sobre nuestro papel en el periodismo. Y lo hago desde que formo parte de la generación que atraviesa los turbulentos tiempos de la transición hacia nuevos modelos informativos y que no sabe bien cómo saldrá parada.

Acabemos ya con un mito: apenas con la convergencia de redacciones no iremos a ninguna parte. Quiero decir que es un concepto que, en soledad, poco aporta a la necesaria salvación del periodismo. Poco, muy poco.

Juntar periodistas que provienen de distintas plataformas; cambiar de lugar escritorios; armar mesas que concentren las decisiones editoriales, comprar/usar las últimas herramientas tecnológicas disponibles son apenas algunas acciones, que algunos medios intentan con la clara intención de no caer al abismo al borde del cual los ha colocado una sociedad cada vez más hiperconectada.

Que no están mal, claro, pero no radica ahí la única alternativa salvadora. Importante, pero no suficiente.

Puede ser bárbaro que todos estemos juntos, que compartamos las horas de trabajo y que aprendamos el manejo de los programas más apropiados para trasladar las noticias a las audiencias.

Pero no alcanza ahora ni va a alcanzar nunca.

El problema parece estar, antes que en esas necesidades, en otras, más urgentes.
Viejos peces de aguas calmas, los periodistas no aprendimos, como las truchas, a nadar en contra la corriente para preservar nuestra especie. Claro que no; después de todo, venimos de una industria que, por décadas, arrojó niveles de ganancias por encima de la media de cualquier otro sector económico.

Pero, además, esa era de bienestar convirtió a los periodistas en factores de poder y les apoltronó los despachos del establishment, alejados de las calles donde una sociedad iba mutando hacia remozados modos de comunicarse.

El cristal que rodeaba al palacio comenzó a resquebrajarse. Y, así, el balance arrojó una primera víctima: la credibilidad. Moribunda la confianza y con herramientas nunca antes en sus manos, la audiencia desplazó a los medios del centro de su elección.

Caída de ventas, mercados publicitarios en fuerte baja, precios en alza del papel, acompañaron en la pendiente a diarios cuyo valor cultural era nulo para las generaciones más nuevas, mientras sus lectores tradicionales se van agotando en un ciclo biológico irreversible.

Los periodistas creímos que construir un mensaje unidireccional o, apenas bidireccional si escuchaban alguna vez a la audiencia, era seductor para seguir formando “opinión pública”, sin entender que esa masificación de los receptores del mensaje había desaparecido.

Y que el público, siempre varios pasos más adelante, había decidido convertirse en receptor, pero a la vez en fuente de la información.

Caímos del Olimpo, desbordados por una realidad que se nos convirtió por momento en inasible.

¿Quién es el culpable de esta crisis tan profunda de la prensa? ¿Los empresarios? ¿O los periodistas?

Las preguntas atraviesan el firmamento sin encontrar respuestas certeras, aunque sobran los diagnósticos.

Se habla, entonces, del agotamiento de un modelo de negocios en una industria que maduró con rapidez inusitada desde la década de los ’90 hasta quedar al borde del electrocardiograma plano.

Se habla, también, de la falta de comprensión de los periodistas sobre su inclusión en lo que es, mal que les pese a muchos conceptualistas radicalizados, un esquema productivo que va más allá de la fabricación de noticias y que debe ajustarse a una realidad empresaria.

Tal vez ambas posturas tengan algo de razón.

Como fuere, la realidad es demasiado agobiante como para discutir, a esta altura del partido, quién es el culpable.

Los gurúes de un nuevo periodismo atinan a sugerir remozados modelos informativos y elevan sus voces en favor de una convergencia de redacciones que, sostienen, es la panacea para la resurrección de los medios.

Sin embargo, no hay a la vista ningún esquema que pueda demostrarse, en esta corta etapa, como exitoso. Grandes proyectos periodísticos, montados sobre la presunción de un triunfo escrito de antemano, se derrumbaron sin más, a poco de nacer.

Algunos tratamos de salir, casi irreflexivamente, disparados hacia un futuro que desconocemos porque ni siquiera lo hemos trazado en un plano teórico.

Otra genialidad de Jesús Martìnez del Vas, en su tira “Miércoles en la Redacción” en el blog 233grados.


En el plano formativo, la realidad va muy por delante del modelo educativo que se sigue imponiendo para los futuros periodistas. La enseñanza analógica continúa mandando dentro de las escuelas de comunicación. Hay, con todo, experiencias interesantes, cuyo resultado final todavía está en ciernes.

Y para los que ya ejercen, la capacitación no parece estar –por decisión de ellos mismos y de las empresas que conforman- entre las prioridades. Entre tantos datos que inundan la red sobre los números de las compañías de medios –costos de personal, gasto en papel, lectoría, audiencia, etc, etc.- no hay registro alguno sobre los presupuestos destinados a la formación continua.

Pese a todo, nos sumamos a un coro que ordena:

Hay que aprender el relato multimedia.

• Hay que estar en las redes sociales.

• Hay que dialogar con las audiencias.

• Hay que…

Sí, hay que hacerlo. Pero no nos preguntamos a nosotros mismos: para qué, por qué y, centralmente, cómo.

Las recetas pueden ser buenas si antes entendemos el medio en el que tenemos que movernos.

¿Conocemos lo suficiente a la audiencia?
¿Tenemos en claro qué es y para qué sirve la web?

Y con seguridad las fórmulas serán mejores si antes dejamos de ser arrogantes y nos sumergimos en un debate que tenga como objetivo reconvertir el periodismo desde las bases.

Porque, previo al daño que puede haber provocado Internet en los medios tradicionales, el socavón se produjo por una fuerte pérdida de calidad en los productos informativos.

Un manejo de fuentes con mucha liviandad (o complicidad), falta de equilibrio en el tratamiento noticioso, la pérdida de la perspectiva que debe contener cualquier información. Un cóctel maldito que nos emborrachó y nos mantiene con resaca.

Hoy nos sorprenden experiencias que buscan hacer transparente el trabajo en las redacciones, pero a partir de herramientas. ¿Es que alguna vez el trabajo del periodismo debió ser opaco? No debió, pero lo fue. Convertidos en cómplices de fuentes interesadas, capaces de comprar el alma del diablo, los periodistas convertimos a las salas de redacción en cenáculos donde se dirimían cuestiones de poder.

Cuando nos dimos cuenta, estábamos en el crepúsculo. Y aún así, seguimos creyendo que permanecíamos allá arriba.

Tal vez sea el momento de repensar al periodismo, pero desde abajo. De nuevo desde los cimientos de la sociedad. Esa es la convergencia necesaria: la que nos vuelva a unir a las raíces. Lo demás, deberá venir por añadidura.


>Nuevos tiempos, ¿malos tiempos?


>En Día del Periodista, en la Argentina, una reflexión sobre el periodismo y los medios. Publicada en la edición de este lunes 7, en La Voz del Interior.

Los periodistas argentinos conmemoran hoy su día inmersos en un debate sobre su futuro, en una era de cambios profundos en la industria de los medios de comunicación.
Comprender las mutaciones que vienen sufriendo las audiencias desde la aparición de Internet a mediados de la década de 1990 constituye tal vez el principal desafío para una profesión que reposó durante años en su condición de formadora u orientadora de la opinión pública. (versión completa)

>Guareschi en TEDxbuenosaires


>Ya están disponibles los videos de la serie de conferencias TED, en Baires.
Entre ellos, el de Roberto Guareschi, a quien agradezco la mención que hizo sobre nuestro sitio LaVoz.com.ar. Estamos haciendo el camino de la experiencia para ser un medio más social. Roberto lo rescata en su exposición.

>Tres minutos y a pagar


>By Clarín: Murdoch lanzó hoy sus dos primeros sitios pagos de noticias
El magnate australiano eligió a dos de sus marcas estrellas, The Times y The Sunday Times para iniciar su batalla contra los contenidos periodisticos gratuitos en Internet.
Por ahora, disfrute tres minutos para ver de qué se trata. Y luego, a pagar.

>LaVoz.com.ar, ante el desafío de ser más social y más informativa


>Anoche, presentamos ante un grupo de bloggers y referentes digitales de Córdoba el rediseño de LaVoz.com.ar, que será puesto en el aire desde este lunes.
El proyecto, que tiende a convertir a LaVoz.com.ar en un medio más social y a disposición del usuario, como lo explica Juan Varela en Periodistas21, tuvo una excelente receptividad, como puede leerse en los twitteos que se hicieron desde el boliche del Cerro de las Rosas donde nos reunimos.

.prezi-player { width: 450px; } .prezi-player-links { text-align: center; }
http://prezi.com/bin/preziloader.swf

Además de los twitteos, @jmlucero transmitió en vivo, vía su IPhone.

http://www.ustream.tv/flash/video/5368384

El informe en el blog de Punto A Punto

>Chile: nuevo gobierno, nueva web


>

Apenas asumió el gobierno de Sebastián Piñera, apareció rediseñada la página web de La Moneda, con herramientas de contacto y seguimiento de la información..

>La tormenta de papel


>Un interesantísimo informe de Radio Televisión Española (rtve) sobre el presente de la prensa, los nuevos medios y las audiencias que se reconducen en busca de información. España, al final, no está tan lejos.